lunes, 19 de noviembre de 2012

Ni un beso a la fuerza: contra la violencia de género




“¡Hay taaantos besos!
Hay besos de buenas noches,
o besos de simple alegría por un regalo.
Hay besos para sanarte si te haces daño.
Hay besos porque sí, porque alguien te tiene cariño.
También se dan besos sin tocar: por ejemplo, besos de papel en una carta
o besos que se soplan y se mandan por el aire.
No todo el mundo besa con la boca: la gente esquimal besa con la nariz.
Los besos son casi siempre agradables y dan sensaciones estupendas.
Tambien hay besos que te dan sensaciones raras, a veces incluso asco.
¿Te han dado alguna vez un beso tan fuerte en una oreja que luego no oías nada?
O… ¿conoces la sensación de los lametazos y besos de un perro con la nariz mojada y fría?
Los besos son maravillosos cuando te apetecen y dan sensaciones agradables.
Tú puedes escoger.
Quizá quiera besarte alguien que no te cae bien;
Entonces puedes decir no.
O tal vez quiera que le des un beso alguien que te cae bien. Pero si no te apetece en ese momento, también puedes decir no.
Puede ser que la otra persona no lo entienda o que le parezca mal. Pero  puedes decidir cuando besas y a quien besas.
Tu tienes derecho a decidir. Puedes decir no.

Ni Un Besito a La Fuerza

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada